la Intendencia de Montevideo está a punto de aprobar dos proyectos de obras en el Parque Batlle presentados por el club de básquetbol Tabaré y el de fútbol Central Español. El secretario de Deportes de la Intendencia, Pablo Sanmartino, dijo a El País que el proyecto de Central “consiste en modernizar la sede y hacer un gimnasio, con un centro comercial y de servicios; son obras acordes al parque y a las necesidades deportivas que tiene el barrio”.

El expediente de Central Español ingresó la semana pasada a la última instancia administrativa: una comisión mixta que preside el prosecretario general de la comuna Christian Di Candia y componen tres legisladores de la Junta Departamental, jerarcas de acondicionamiento urbano, patrimonio y deportes, entre más.

Las cesiones que piensa dar la Intendencia tendrán un plazo de diez años.

“Central Español y Tabaré ya tienen inversores, pero nadie va a invertir si no se les da una seguridad de continuidad. Se necesita unos cuantos años para desquitar la inversión y potenciar a los clubes. Más adelante tendrán que hacer un aporte al fideicomiso para el deporte y la cultura que se va a crear. Hacia ese fondo las instituciones deberán volcar un porcentaje de las recaudaciones, lo cual servirá para acercar el deporte a otros lugares de todo Montevideo. Antes se pagaba con becas, por ejemplo. Ahora la idea es extender a estos clubes lo que hace Biguá en Villa Biarritz. Con lo que ha venido otorgando se compraron casi todos los juegos saludables de la ciudad. Ésa es la estrategia. Cuando la comisión mixta avale esos proyectos de Central y Tabaré se pedirá la confirmación de los avales de la inversión. Después que hagan las obras habrá que esperar a que se afiancen, que empiecen a funcionar con nuevos socios. No se les va pedir un aporte de las entradas a los partidos, que son pocas. Le estamos poniendo mucha cabeza a esto porque entendemos que hay que seguir mejorando la infraestructura deportiva”, contó Pablo Sanmartino.

Ver nota del Diario El País