Sábado 10 de marzo de 2018. Un día de verano con 30 grados, ideal para ir a Maldonado y Punta del Este. Quienes fueron temprano habrán disfrutado de un gran día de playa. Pero el partido en el Domingo Burgueño Miguel (Campus) fue otra cosa. El físico le jugó una mala pasada al equipo, que sintió la competencia, luego de una preparación breve. Central se mostró lento y con pocas variantes e ideas, ante un Deportivo Maldonado rápido y ágil. El primer gol de Maldonado llegó a los 15 minutos en el rebote luego de una de las tantas grandes atajadas de Mathías Rolero, de gran partido. El local tuvo más chances en el primer tiempo, incluso un gol anulado, pero los primeros cuarenta y cinco minutos se fueron asi, uno a cero abajo. Central tuvo solo una llegada de Clementino Gonzalez al inicio.

A los 25 del segundo tiempo llegó el segundo, un golazo con algo de fortuna. Raguso recibió solo sobre la izquierda y tuvo tiempo para sacar un disparo que pasó entre varias piernas, pegó en el palo y entró.

Central hizo los dos cambios que le quedaban. Tuvo más la pelota, pero no llegó a inquietar a Lerda. En cambio los contragolpes rápidos del local siempre fueron peligrosos, pero encontraron a Rolero para evitar una y otra vez el gol.

El partido ya pasó. El sábado de tarde se viene Villa Española al Palermo. Ambos equipos con un punto, queriendo sumar.

Central, dirigido por Gabriel Añon, formó con Mathías Rolero en el arco, Agustín Cáceres (75′ Lionel Silva), Edgar Martínez, Charles Zoryez y Maxi Montero; Angelo Paleso (75′ Eduardo Darias), Miguel Amado, Gabriel Gotta y Diego De Souza; Enzo Herrera y Clementino González (62′ Ignacio Casas).